7 Consejos para diseñar un escaparate atractivo en tu centro de estética:

¿Vemos juntas cómo diseñar un escaparate de alto impacto que consiga clientes con trucos fáciles de escaparatismo? 😉

 

Cómo diseñar un escaparate atractivo para tu centro de estética

Trucos de escaparatismo para estéticas pequeñas, grandes y temáticas:

 

1- El escaparate es una extensión de tu local:

Si tu centro de estética es minimalista tu escaparate también lo será.

Por contra si tienes un salón de belleza con estilo vintage puedes colocar bicicletas antiguas (muy femeninas) o algún cesto con flores a modo de decoración.

Aunque comprar material de atrezzo para diseñar un escaparate es muy sencillo, no te recomiendo gastar mucho. Telas y decoración que tengas en casa y pegue con tu gabinete de estética es suficiente.

 

2-  Muestra tus ofertas temporales para crear urgencia:

La escasez crea necesidad y el objetivo del escaparate es despertar la necesidad de tus clientes.

Nada más efectivo para crear la sensación de “lo necesito en mi vida” que anunciar tus promociones con fecha de caducidad en el escaparate.

Solo recuerda una cosa: Tanto la promo como el día que termina deben estar bien visibles ¡Letra clara y colores llamativos! 🙂

 

3-  En escaparatismo menos es más:

Cuando colocas muchas cosas en el escaparate la gente ¡No sabe dónde mirar!

Piensa que quieres vender con este escaparate y coloca como máximo tus dos tratamientos estrella y algún producto destacado.

Elegir tratamientos y productos que acabas de recibir o que dejan muchos ingresos es siempre una idea ganadora.

 

4- Nueva temporada, nuevo escaparate ¡Nuevos clientes!

San Valentin, Verano, Navidad…. Son la excusa perfecta para crear escaparates que seducen al consumidor.

Solo por cambiar el diseño habitual la gente ya se fijará en él, si además ofrece promociones o productos actualizados traerá un porcentaje muy jugoso de clientes.

 

5- Juega con la iluminación y controla el foco de atención:

Que un escaparate llamativo necesita buena iluminación lo sabemos todas, pero…

¿Sabías que aplicando una luz más potente sobre un producto el ojo humano va directo a el?

Es la forma más sencilla de centrar la atención donde quieras. Si hablamos de un producto o tratamiento que resuelve los problemas de tus clientes ¡Te lo quitarán de las manos!

Este truco es perfecto para diseñar un escaparate sencillo.

 

6- ¿Qué color es mejor? Depende, en estética todo depende:

Y lo hace sobre todo en función de tus colores corporativos.

Si por ejemplo los tonos de tu centro de estética son blanco y rojo, los muebles del escaparate serán del mismo color. La nota discordante la ponen los productos que, como no depende de nosotros, cada vez serán de un color.

De esta manera te identifican y recuerdan mucho más rápido.

 

7- ¿Pongo el precio o no pongo el precio?

Puedes usarlo como estrategia puntual en promociones 2×1 o con descuento. Pero NO en todos los escaparates.

¿Por qué?

Si pones precios “normales” en todos los escaparates la gente puede mirar y comparar precios sin entrar nunca en tu centro de estética.

Cuando no pones el precio y captas la atención de un cliente potencial por lo general acaba entrando, puedes terminar de seducirlo con tu trato personalizado y ¡Hasta conocerá nuevos tratamientos y productos que no estaban en el escaparate!

 

Sabemos que, sobre todo al principio, puede ser un poquito complicado. Si no te viene la inspiración existen profesionales de escaparatismo y visual merchandising que diseñan escaparates por un precio acordado.

Aun así ¡Lo reconocemos! Diseñar escaparates al final es divertido y… ¡Más de una esteticista le acaba cogiendo el gustillo! 😉

 

(Visited 46 times, 1 visits today)