7 Técnicas de electroestética que nos dejan con la boca abierta:

¿Sabías que existen técnicas de electroestética que consiguen resultados increíbles en una sola sesión?

De forma muy sencilla, que para nada lo es, vamos a ver un poquito en qué consiste cada una. Después tu decides si quieres potenciar tu centro de estética con alguno de estos tratamientos o ¡Probarlos por ti misma!:

 

Las 7 técnicas de electroestética más avanzadas del mercado:  

 

1- Máscara LED:

Trata las imperfecciones que tanto nos acomplejan con diferentes tipos de luz LED: Acné, arrugas, envejecimiento…

¿Por qué funciona?

Durante los años 60 la NASA investigó los efectos de diferentes tipos de luz sobre las plantas.

A lo largo del estudio observaron, casi sin querer, como algunos tipos de luz reparaban los tejidos del cuerpo.

Años más tarde se perfeccionó la tecnología y hoy contamos con varios dispositivos de luz LED como forma de reparación cutánea. Lo último son esas mascarillas con pequeñas bombillas para aplicar en casa o en cabina.

Dependiendo del tipo de luz que incide sobre la piel obtienes unos resultados u otros, por ejemplo: La luz roja disimula arrugas, la azul es bactericida y la violeta cicatrizante.  

 

2- Láser Lipolítico:

Elimina grasa localizada de forma menos invasiva (y mucho más llevadera) que la cirugía.

Para que nos entendamos el láser lipolítico rompe los lípidos triglicéricos convirtiéndolos en glicerol, una sustancia mucho más fácil de eliminar para el organismo.

De esta forma el paciente elimina su propia grasa porque ahora le es mucho más fácil. Por supuesto si combinamos el tratamiento con buenos hábitos la pérdida de grasa ¡Espectacular!

 

3- Fotorejuvenecimiento:

La piel está formada de elastina, colágeno y células que pierden calidad conforme celebras cumpleaños

El fotorejuvenecimiento estimula la producción de esas células gracias a diferentes tipos de luz.

El tratamiento trata con éxito arrugas, poros abiertos, manchitas…. y cómo todas las técnicas de electroestética consigue mejores resultados con buenos hábitos de vida. Se necesitan varias sesiones de 30 minutos y no sentirás más que un leve pinchazo al disparar el haz de luz.

 

4- Crioterapia:

La crioterapia somete al cuerpo a temperaturas muy frías de forma controlada.

Los tratamientos de crioterapia nacieron para mejorar el estado físico de las personas con dolencias o deportistas de élite. Cristiano Ronaldo es uno de sus mayores fans. 

¿Cómo funciona?

Tras la sesión de crioterapia el organismo regula su temperatura corporal creando calor, para conseguirlo saca energía de los depósitos de grasa y acelera el metabolismo. De esta forma se consigue un efecto reductor.

Por otro lado activa los músculos tonificando ligeramente para producir calor, lo que elimina más calorías y combate la flacidez.

A su vez durante la sesión se vive un efecto vasoconstrictor, después los capilares se relajan produciendo el efecto contrario. Este proceso oxigena y revitaliza la piel.

 

5- Termoterapia:

La termoterapia consiste en aplicar calor en zonas localizadas con el objetivo de reducir volumen. Es una de las técnicas de electroestética más beneficiosas porque relaja las fibras musculares y mejora contracturas.

Para ello tienes varios dispositivos como mantas térmicas, mantas infrarojas, lámparas de infrarojos…

Basándonos en los datos de la Asociación Médica Americana, cada sesión de termoterapia con manta infrarroja quema las mismas calorías que 30 minutos de running.

Muy recomendada para tratamientos reductores, personas con obesidad y reducir celulítis de forma placentera.

 

6- Electroestimulación:

La electroestimulación crea contracciones constantes en el músculo, consiguiendo la sensación y beneficios del ejercicio.

Se puede realizar tanto en facial como en corporal con la ayuda de diferentes electrodos. Para resultados óptimos se recomienda combinar con ejercicio, siempre que hablemos de corporal.

La electroestimulación facial combate la flacidez  y ayuda a redefinir el óvalo, resultados que ¡Aunque ya nos gustaría! No podríamos conseguir ni con todo la gimnasia del mundo.

 

7- Mesoterapia Virtual:

La mesoterapia virtual también recibe el nombre de electroporación y nació para eliminar los inconvenientes de su versión tradicional.

En primer lugar la mesoterapia convencional consiste en pequeñas microinyecciones de principios activos en la capa media de la piel. ¡Claro! El proceso es invasivo, doloroso y de todo menos agradable.

La mesoterapia virtual por electroporación emite corriente de baja intensidad para ganar permeabilidad cutánea abriendo el poro. De esta manera el principio activo penetra hasta la capa media de la dermis, igual que en la mesoterapia virtual pero sin agujas ni dolor.

¿Qué conseguimos?

Vale, el proceso está muy chulo, pero lo que nos interesa son los resultados. La mesoterapia virtual o electroporación: rellena arrugas, disimula bolsas, ojeras y aporta luminosidad entre otros.

Además tiene efecto flash con resultados instantáneos que se incrementan en cada sesión.

El mundo de la aparatología estética avanza cada día a pasos más grandes. Estas son las últimas técnicas que tenemos en el mercado. Esperamos haberte ayudado a entender un poquito mejor una tecnología muy avanzada que tanto nos ayuda.  

(Visited 62 times, 1 visits today)