Radiofrecuencia Facial y Corporal ¡Todo lo que necesitas saber!

Si habláramos de un tratamiento electroestético facial y corporal excelente, sin duda hablaríamos de la Radiofrecuencia.

Un tratamiento estrella que sobre todo en los meses de primavera puede dejar muchos ingresos extra en tu negocio, y sobre todo ¡Muchos beneficios físicos a quien lo realices!

Pero ¿qué sabemos de este sistema? ¿Cuántos tipos de radiofrecuencia existen en el mercado? ¿Que es lo que más atrae al cliente de este tipo de tratamientos? ¡Respondemos todas tus dudas!

Lo que hace tan especial a estos sistemas de tratamiento, es el modo de generar calor en el organismo y por supuesto los efectos y beneficios que aportan.

En la actualidad podemos diferenciar 4 sistemas de radiofrecuencia distintos según su modo de emisión:

Sistemas de radiofrecuencia que deberías conocer:

1 Radiofrecuencia Monopolar:   Trabaja de forma inductiva sobre los tejidos. Al ser lineal llega a gran profundidad, ideal para trabajar no solo flacidez sino también celulitis o adiposidades.

2 Radiofrecuencia Bipolar: En este caso, en un mismo cabezal un polo emite y el otro cumple la función de receptor, generando una gran energía. Esto hace que haya un gran incremento de temperatura, con lo cual podemos abarcar áreas mayores.

3 Tripolar o Multipolar:  La energía que aporta esta mucho más focalizada. Alcanza mayor profundidad y mayores temperaturas internas que otros métodos de transferencia de calor. Los tejidos se calientan hasta tres veces más.

4 Fraccionada:  Entrega energía térmica de forma fraccionada en la dermis profunda, con un impacto significativo pero con una mínima afección de la capa más superficial de la piel. La regeneración se produce de adentro hacia afuera.

Beneficios y efectos de la radiofrecuencia estética:

Los efectos que aprecia el cliente desde el inicio de las sesiones son:

Sedante: al aportar calor sobre las terminaciones nerviosas y la relajación muscular.

Reafirmante:  En la mayoría de los tratamientos se aprecia desde la primera sesión, aunque debemos entender que se trata de un efecto momentáneo que puede durar un máximo de 48h. Los verdaderos efectos reafirmantes por regeneración del tejido no se dan hasta pasados 15 días aproximadamente.

Regenerativo: la persona sometida a estos tratamientos observa cómo la piel mejora su aspecto externamente (poro, textura, tersura..) a medida que avanzan las sesiones.

Lipolíptico: con la diatermia resistiva aumenta la degradación de las grasas del tejido adiposo mejorando el aspecto de la piel.

Y para que le saques todo el partido a esta herramienta, te proponemos  el curso Monográfico de Radiofrecuencia Facial y Corporal que arrancamos el 1 de abril

¡Nos encantará que nos cuentes tu experiencia con la radiofrecuencia! ¡Hasta la próxima!

 

 

(Visited 113 times, 1 visits today)