La piel en la menopausia

El paso del tiempo es algo que se refleja en nuestra piel, pero con la llegada de la menopausia los cambios en nuestra piel se acentúan. No podemos evitar el envejecimiento, pero sí minimizarlo y retrasarlo. Por lo que la piel en la menopausia no tiene porque verse muy afectada por los cambios.

La menopausia viene carcaterizada por la reducción paulatina de estrógenos y colágeno, lo que afecta directamente a nuestra piel provocando el envejecimiento.

¿Por qué la ausencia de estas hormonas nos provoca ese efecto?

Es debido, a que ambas hormonas aumentan el grosor de la piel, la elasticidad y humedad, por lo que la ausencia de estas tiene efectos negativos en ella.

Pero entonces… ¿Qué le ocurrirá a nuestra piel en este periodo
  • Mayor deshidratación: la piel perderá elasticidad y tendrá un aspecto de mayor sequedad y rugosidad.
  • Aumento de las arrugas: al perder elasticidad, esto produce una mayor flacidez lo que aumenta la aparición de las arrugas.
  • Mayor fragilidad: la piel tiende a perder grosor, lo que provoca una facilidad en las lesiones.
  • Menor luminosidad: lo que además provoca un tono desigual de la piel
  • Mayor dificultad para cicatrizar
  • Aumento de la hiperpigmentación: lo que potenciará con la exposición solar

No todo va a ser negativo… Tenemos buenas noticias, mejor dicho…

Buenos consejos para mantener la piel en este periodo, toma nota!
  • Hidratación: es fundamental utilizar cremas más hidratante tanto faciales como corporales.

Te recomendamos:

Diamond Cell de Alissi Brönte Biocellular de Massada

  • Hidratación interior: la ingesta diaria de agua de 2 litros nos ayudará a manternenos bien hidratados por dentro.
  • Protección solar a diario: si no quieres aumentar las manchas en la piel, es importante utilizar protector solar cada vez que te expongas al sol, no solo para ir a la playa, sino también debes aplicártela cuando salgas a pasear, etc…

Te recomendamos:

Línea protectora de Massada

  • Evita toxinas como el tabaco y alcohol
  • Di sí al ejercicio físico: ya que tener una vida activa mantendrá nuestro cuerpo oxigenado y mejorará la circulación sanguínea.

Como ya habéis podido leer, de la menopausia y de sus efectos no nos podemos librar ninguna mujer, pero por suerte podemos disminuir sus efectos y que nuestro cuerpo, y sobre todo nuestra piel, se vea lo más mínimo afectada por este cambio.

Hasta muy pronto 🙂

(Visited 1.126 times, 1 visits today)