Cómo maquillarte para ir al trabajo

Cada persona es un mundo y cada rostro necesita un maquillaje determinado para resaltar y definir sus rasgos particulares. Sin embargo, no es lo mismo maquillarse para ir a una fiesta que hacerlo para una cita romántica o para acudir al trabajo de todos los días. Hay que saber qué look es el más adecuado según la circunstancia social en la que nos desenvolvamos. Cómo maquillarte para ir al trabajo ¿Te estás maquillando correctamente?

Lo primordial en este punto es tener en cuenta tres premisas fundamentales: discreción, naturalidad y comodidad. Tu maquillaje debe seguirlas al pie de la letra con el fin de que no llames la atención de forma desmesurada, seas tú misma en todo momento y no te cause ningún problema durante la jornada laboral.

Así que traduzcamos estos apartados al maquillaje en sí ¿Cómo deberías maquillarte la cara? Pues bien, empezando por la base, deberías elegir una de tonos muy claritos y efecto nude. Se trata de que vayas maquillada sin que se note; es decir, simplemente que se te vea guapa. Por lo tanto: pocos contrastes, una pizca de iluminador y un ligero toque de color en las mejillas con un colorete rosado. De esta forma, resaltas tu belleza natural y das un poco de luz a tu semblante.

En los ojos, también discreción: sombras de tonos marrón y nada de rayas gruesas y negrísimas. Lo más recomendable es un efecto ahumado, muy ligero, y un poquito de máscara de pestañas.

Para los labios, es obvio que debes huir de colores llamativos. Apuesta por tonos nude o rosados, y es conveniente que se te vean hidratados y con algo de brillo.

Y para terminar, y aunque no se corresponda del todo con el tema que estamos aquí tratando, un maquillaje con estas pautas debe estar en consonancia con un peinado similar. No te olvides de ello cuando vayas a la peluquería para que el conjunto sea el adecuado.

(Visited 174 times, 1 visits today)