Algo que tienes que hacer todas las noches

Close-up portrait of a cute young woman wash her face with water

El hábito de lavarnos la cara es fundamental para la salud de nuestra piel. Da igual que estés muy cansada, que sea muy tarde, que total por un día no pasa nada… No hay excusas: la limpieza facial es el primer e ineludible paso para tener un cutis perfecto.

¿Y por qué es tan importante limpiarnos el cutis todas las noches? Porque eliminamos las impurezas y la contaminación que se han ido acumulando durante el día y le damos descanso a los poros de nuestra piel, permitiendo que se oxigene y se repare.

¿Y cómo debemos lavarnos la cara? Lo primero que debemos tener en cuenta es la temperatura del agua: nada de agua muy fría, que reseca la piel, ni muy caliente, que la agrede. Opta por el agua templada, sea cual sea la estación del año. Utiliza un limpiador neutro (aunque si tienes acné o una piel sensible, puede ser un limpiador específico) y aplícatelo con los dedos mediante movimientos suaves y circulares. No utilices, pues, ni jabones agresivos ni te frotes la cara con fruición: no conseguirás más que irritarla. Tras ello, procede al secado, también muy suave y delicadamente, sin frotar.

¿Cuántas veces debemos lavarnos? Dos, una por la mañana y otra por la noche antes de dormir, siendo esta última la más importante ya que si hay algo que perjudica a nuestra piel es acostarnos sin habernos realizado una buena higiene facial. Lavarse la cara más veces es muy negativo para nuestra piel. Tengamos esto muy en cuenta, porque según sea el tipo de nuestra piel, ser excesivos en esto nos llevará a tener la piel más seca o más grasienta.

¿Qué hay que hacer antes y después de lavarnos la cara? Antes, por supuesto, desmaquillarse con una leche limpiadora o un desmaquillante suave. Y también, por descontado, lavarnos bien las manos: un requisito fundamental de la higiene personal. Después de lavarnos la cara, es conveniente aplicarnos un tónico y a continuación una crema hidratante. Y, por supuesto, mientras nos lavamos, hay que exfoliarse la piel 2 o 3 veces por semana.

¿Qué pasa si no cumplimos esta rutina? Si no nos desmaquillamos, sufriremos a la postre de dermatitis, ya que la irritación y la inflamación de las zonas más delicadas del rostro es segura y derivará en esa enfermedad. Y si aunque no nos maquillemos no nos lavamos la cara todas las noches, estaremos dando pábulo también a irritaciones en la piel y a un envejecimiento prematuro, ya que es muy importante eliminar cada noche de nuestra piel estos cuatro elementos que se acumulan sobre ella: sudor, polvo, contaminantes del ambiente, aceites naturales que segrega la piel y células muertes.

Así que ya sabes: lávate la cara TODAS las noches. No hagas excepciones. Tu piel te lo agradecerá.

http://www.novared.es

(Visited 162 times, 1 visits today)