CUIDADOS DE LA PIEL GRASA

rp_piel-grasa-420x470.jpg

¡Atención! Si tienes la piel grasa hay una serie de errores que nunca debes cometer. ¿Sabes cuáles son? Vamos a verlos:

  • Lavarse la cara con frecuencia

Lávate la cara por la mañana y por la noche, no más. Es cierto que a lo largo del día la piel grasa tiende a volverse brillante y parece que lo mejor es lavársela; pero no, lavarla muy a menudo elimina la capa natural de protección de la piel, con lo cual ésta tenderá a producir más sebo.

  • Usar productos comedogénicos

Los productos comedogénicos taponan los poros de la piel, y eso a tu piel grasa no le conviene nada. Productos como la lanolina, el aceite de coco, aceites vegetales hidrogenados, siliconas, etc., son comodogénicos. Debes mirar bien las especificaciones de los cosméticos que utilices y asegurarte de que son “no-comodogénicos”.

  • No protegerte del sol

Una piel grasa es menos propensa a las arrugas que una piel no grasa, pero si te excedes con el sol, esa “ventaja” no te servirá de nada. Si además eres propensa a tener acné, mal que peor, porque el sol puede convertir cada granito en una marca. Así que utiliza un protector solar adecuado a tu tipo de piel y sé inflexible en este tema.

  • No usar crema hidratante

No hidratarte la piel convenientemente provoca que ésta produzca más sebo. Utilizar una buena crema hidratante (adecuada a pieles grasas) es la mejor opción para que tu piel regule el exceso de sebo y luzca sana.

  • Usar cualquier base de maquillaje

Tu piel necesita una base de maquillaje especial, eso debes tenerlo muy en cuenta. Lo ideal sería que te maquillaras lo menos posible, pero si lo haces deberías utilizar polvos minerales como base o, como te indicamos, una base específica para pieles grasas.

  • No desmaquillarte bien

El sebo ocluye los poros de tu piel. Si a eso le unes el maquillaje, que también contribuye a ello, y no te desmaquillas por la noche de manera adecuada, lo más seguro es que te levantes con un sarpullido de granitos que seguro que no te va a gustar nada. Límpiate bien la cara; es una premisa fundamental para cuidar tu piel grasa.

  • Usar un limpiador incorrecto

Nada de limpiadores basados en tensioactivos que te dejarán la piel irritada y seca, lo cual provocará un exceso de producción de sebo. Lo mejor para ti son los limpiadores basados en aceites vegetales, suaves y eficaces para mantener el equilibrio natural de tu piel.

www.novared.es

 

(Visited 128 times, 1 visits today)