7 BUENOS CONSEJOS PARA NO ENGORDAR ESTAS NAVIDADES

rp_base_image.jpg

Si hay unas fechas donde la comida y la bebida campan a sus anchas son las navidades. Que si cena de empresa, que si comida con amigos, que si dulces, polvorones, manchegos, que si pasteles, mantecados, turrones… ¡Qué difícil resulta evitar la tentación de ponerse morada!!! Pues bueno, aunque no queremos que te prives de nada, sí te vamos a dar 7 buenos consejos para no engordar estas Navidades.

1.- Empieza el día haciendo ejercicio. Sal a correr, ve al gimnasio, haz unas tablas en el salón, lo que sea con tal de que muevas el cuerpo. Está comprobado que con 45 minutos de ejercicio nada más levantarte se reduce el apetito para el resto del día.

2,- Utiliza la báscula más a menudo. Es decir, ese artefacto que tienes arrinconado en el baño sirve para que controles si te estás pasando con el turrón o no. Si llevas un buen control de los kilos que vas cogiendo, te aseguro que cada vez que vayas a dar un bocado te lo pensarás dos veces…

3.- No vayas en ayunas a los banquetes. Ni se te ocurra pasarte el día 24 loca con las compras y sin probar bocado hasta la noche. Si lo haces, devorarás. Lo mismo en Navidad o en Año Nuevo. Desayuna, come, cena, merienda como siempre y lograrás no darte el atracón en las fechas señaladas.

4.- Menos pavo y más verduras. No sólo las carnes son propias de la Navidad; con la lombarda y las alcachofas se puede preparar un buen primer plato nutritivo y refrescante. Pasa de los langostinos y decídete por sorprender a la familia con unos pinchos originales y muy elaborados. Originalidad ante todo. Y de segundo, un pescado al horno, por ejemplo, o algo que no contenga demasiada grasa. Verás como te que queda una cena más elegante y más sana.

5.- Cuidado con el alcohol. No sólo por sus efectos embriagantes, sino por la enorme cantidad de calorías que posee. Así que sé comedida con el cava, con los vinos y con los orujos. No es que estemos promoviendo que te vuelvas abstemia, ni mucho menos. Pero trata de no cometer demasiados excesos.

6.- Compensa comidas. Está claro que las fechas de Navidad, Nochebuena o Año Nuevo es difícil que te abstengas de comer en cantidad, pero una buena idea es que los días que no son puramente fiesta compenses los excesos comiendo más sano: verduras, ensaladas, carnes a la plancha…

7.- Por último, y este es un consejo extensivo a todas las épocas del año, come despacio. Comer deprisa te hace engullir más cantidad de comida. En Navidades la sucesión de platos y la abundancia de comida sobre la mesa nos incitan a comer más de la cuenta. Tómate tu tiempo y come con tranquilidad.

www.novared.es

(Visited 60 times, 1 visits today)