GENTE NOVARED

rp_villena.jpg

María José Sánchez, directora del Centro médico-estético María José Sánchez, Villena.

 

Antes de empezar con esta entrevista para nuestra sección “Gente NovaRed”, he de confesar que a María José Sánchez la conozco desde hace tiempo y que, además, he sido testigo directo de la puesta en marcha y posterior desarrollo de su negocio. Y he de decir también que esta mujer de apariencia frágil y ojos bondadosos me ha sorprendido muy gratamente por su claridad de ideas, por su tesón y capacidad de trabajo, y por su visión empresarial. Dicho lo antecedente y sin ánimo de dar coba (faltaría más), vamos a por las preguntas. 

Cuéntanos de tus inicios, María José, de cómo decidiste un día que te querías dedicar al mundo de la estética. Lo que estudiaste, tus primeros trabajos, tus primeras iniciativas como emprendedora antes de crear tu actual empresa.

Terminé el bachillerato de ciencias y decidí estudiar el módulo superior de estética o fisioterapia. Me decanté por la estética y creo que fue una decisión acertada. Mi primer trabajo fue por el camino de la enseñanza y la verdad es que me gustaba mucho, pero me tiraba más todavía la práctica y enseguida decidí montar mi propio negocio junto a dos socias más. Fue un centro de peluquería y estética donde éramos tres socias, luego un centro médico-estético donde nos asociamos cinco personas, hasta llegar a la situación actual en la que he emprendido sola la apertura de un nuevo centro de belleza. Así que mi trayectoria profesional se inicia en 2001 y llega a la actualidad, esperando que se prolongue muchos años más.

Y ya poniéndonos en situación con tu nuevo centro de belleza, cuéntanos cuándo lo abriste, cuáles son los servicios que brindas a tus clientes y cómo lo tienes organizado todo. Es decir, véndenos un poco lo tuyo…

Mi centro lo abrí hace dos años; realizamos desde los tratamientos más básicos a los más sofisticados, es decir, que tenemos capacidad y medios para hacer desde una depilación de cejas (que no es tarea fácil, valga el comentario) hasta una micropigmentación, por ejemplo. Nos hemos especializado en tratamientos de estética faciales y corporales con ayuda de nuestra médico, con excelentes resultados que mi clientela valora muy positivamente. A ello contribuye de forma especial mi equipo, formado por profesionales muy competentes, y la aparatología en la que he invertido.

Parece que la crisis (al menos eso repiten machaconamente los telediarios y los periódicos) empieza a remitir. ¿Cómo has vivido la crisis, teniendo en cuenta que tu salón de belleza lo creaste en plena vorágine recesiva? ¿Eres de la opinión de que el sector de la estética ha capeado el temporal bastante mejor que otros sectores? ¿Percibes un cambio de tendencia en el número de clientes y en el gasto por cliente?

La crisis… es una buena pregunta, aunque no me gusta mucho hablar de la crisis, ni siquiera pronunciar esa palabra, que siento como negativa. El país en general ha pasado por muy malos momentos económicos, es cierto, y aunque todavía nos quede algo por pasar, creo que ha sido necesario en algunos aspectos. Han sobrevivido al temporal muchas profesionales, aunque otras muchas no, pero una situación tan extrema como la que hemos vivido estos años propicia que hagamos cambios, que nos reinventemos como profesionales e, incluso, como personas. Sobre todo hay que luchar, no tirar la toalla y no echar las culpas a los demás. Hay que asumir riesgos y, con fortaleza e ilusión, tratar de salir adelante. Respecto a los clientes, he observado que su nivel de exigencia es cada vez mayor, y ello exige estar formándonos continuamente para cumplir con sus expectativas. También puedo afirmar que respecto al gasto, el cliente asume incrementarlo siempre que los resultados sean evidentes y satisfactorios.

La tecnología está revolucionando la estética. Sabemos que eres centro Indiba. ¿Qué tal si nos cuentas por qué te decidiste a invertir en una máquina de Indiba y qué resultados te ha dado a ti como empresaria y profesional y también a tus clientes en sus tratamientos?

Me encanta la pregunta jajaja… Pues verás, sabía de Indiba porque lo había probado en una clínica de fisioterapia, pero en principio no me convenció mucho, creo que porque no lo trabajaban adecuadamente, lo cual es fundamental en este sistema, y porque se trataba de la máquina antigua. Unos años más tarde, yo estaba buscando algo diferente para mi centro y lo volví a probar en Madrid. Ahí sí me gustó y me convenció; así que me lancé a comprar un aparato con un susto enorme en el cuerpo, ya que no se trata de un inversión barata. Sin embargo, ahora tengo que reconocer que ha sido una decisión muy acertada, y tanto mi equipo de profesionales como yo estamos supercontentas. Indiba ha pasado a ser un miembro más del equipo que todas aquí formamos, y nos ayuda de manera impresionante a conseguir nuestros éxitos del día a día.

Gestionar un centro de belleza no es tarea fácil; hay múltiples variables a las que prestar atención, decisiones que tomar, estrategias por las que apostar… ¿Qué tal si nos señalas cuáles son los conceptos por los que te riges como profesional de la estética? ¿Cuáles son tus normas innegociables?

Pues una norma innegociable en mi centro es el trato con los clientes. Hay que atenderlos, tratarlos y cuidarlos como te gustaría que te lo hicieran a ti. Siempre hay que estar con una sonrisa en la boca, y no sólo con los clientes, sino también con las compañeras de trabajo.

Estética y salud son dos conceptos que cada vez suenan mejor juntos. ¿Qué opinión te merece?

Para mí es fundamental la identificación de salud y belleza como algo que debe funcionar en conjunto. Ambos conceptos están unidos, forman un binomio irrompible, ya que cuanto mejor te encuentres por dentro mejor querrás estar por fuera.

Para concluir, hagamos un ejercicio de ciencia ficción: ¿Cómo ves el sector dentro de 5 años? ¿Y dónde y cómo te ves a ti y a tu empresa?

El sector de la estética va hacia un camino más avanzado y de especialización en todo los tratamientos. Considero que, en general, tenemos que apostar por elegir a qué nos queremos dedicar en concreto y no pretender abarcarlo todo. Al mismo tiempo que competimos en un mercado muy exigente, también competimos contra nosotros mismos, tratando de ser mejores cada día. Hay que salir de nuestra zona de confort. ¿Mi centro dentro de cinco años? Creo que estaremos muy especializados en belleza y salud.

Muchas gracias por tu colaboración.

Una entrevista de M.Jorques

www.novared.es

(Visited 101 times, 1 visits today)