COSMÉTICA A PARTIR DE LOS 30

rp_hacer-crema-antiedad.jpg

A partir de los 30 es conveniente comenzar a prevenir los efectos de la edad en la piel de tu rostro, y es entonces cuando puede surgirte una duda muy habitual. ¿Qué tratamiento es el mejor para mí? ¿Antiedad, antiarrugas o reafirmante? ¿Son todo lo mismo?

Pues no exactamente.

Podríamos decir que los tratamientos antiedad tienen un efecto más general sobre la piel de tu rostro, combatiendo de manera extensiva los signos del paso del tiempo. Ello significa que en cualquier tratamiento antiedad se incluye un tratamiento antiarrugas y un reafirmante, pero al mismo tiempo también inciden en la repigmentación de tu piel, en la redensificación de la misma y en las arrugas de expresión. Por tanto, su efecto es más general, y su idoneidad depende del estado de tu piel en conjunto. Si no acusas un problema más grave que otro, son el tratamiento ideal para que tu piel se hidrate y nutra consiguiendo que no luzca apagada, sin brillo.

Si, en cambio, tienes la piel grasa, lo más seguro es que no se te noten las arrugas pero es posible que con la edad tu piel vaya perdiendo densidad y comience a colgarse. Para este problema específico, el mejor tratamiento serían las cremas reafirmantes. Con ello atacarás directamente al problema que, debido a las características propias de tu piel, más va a acusarse en el futuro, consiguiendo con ello unos mejores resultados para el conjunto de tu rostro.

En cuanto a los cosméticos antiarrugas, habría que distinguir entre los que se aplican al notar los primeros signos de arrugas o las arrugas de expresión, sin ser todavía un problema grave, y los que son necesarios para combatir las arrugas que ya están marcadas. En el primer caso, los cremas te aportarán un extra de hidratación para reforzar tu piel y que las arrugas evolucionen con mayor lentitud. En el segundo caso, ya tienes que abordar directamente un problema puntual, y las cremas contarán con principios activos más potentes, como el colágeno, que rellena los intersticios de las arrugas para que éstas no se vean tanto.

Otro problema específico de la edad son las manchas, ya que al ir cumpliendo años nuestra piel produce menos melatonina. La mayoría de las cremas antiedad incluyen efectos despigmentantes, pero también, según sea la incidencia de este problema en concreto en tu piel, puedes encontrar cremas especializadas en conseguir en tu piel un tono uniforme.

En resumen: ponte siempre en manos de una profesional para dilucidar qué tipo de cosmético es el más adecuado para ti en concreto a la hora de prevenir los signos de la edad. Un análisis de tu piel resulta imprescindible para que no compres cremas en vano y puedas conseguir los resultados que esperas.

www.novared.es

 

(Visited 237 times, 1 visits today)