¿CONOCES LA REFLEXOLOGÍA FACIAL?

rp_woman-mirror.jpg

¿Sabías que existe una técnica que permite identificar ciertos problemas internos de nuestro organismo según las zonas del rostro donde aparecen granitos o imperfecciones? Pues sí, esa técnica se llama reflexología facial y es muy útil para detectar malos hábitos o problemas de salud, ya que la mayoría de los problemas que afectan a nuestros órganos tienen su reflejo en nuestra piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo.

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de analizar esos granitos que nos salen en la cara es su asiduidad y cantidad; es decir, no te vuelvas paranoica por un granito que te aparezca de forma puntual en el rostro, ya que eso entra dentro de lo normal. Lo que tienes que vigilar es si te sale un brote o si esos granitos son persistentes y molestos; si es así, lo mejor es que acudas al médico en busca de un diagnóstico profesional.

Dicho esto, pasemos a enumerar algunos de los principios de la reflexología facial con el fin de que estés atenta a los granitos o imperfecciones que pudieran salirte y a lo que significan en función de la zona donde aparezcan:

Granitos persistentes en entrecejo y contorno de las cejas: problemas de hígado y vesícula biliar. El abuso del alcohol, de comidas con grasa o de lácteos, e incluso las intolerancias alimentarias, tienen su reflejo en esta parte del rostro.

Ojeras: no hablamos ahora de granitos ni de pequeñas imperfecciones de ese tipo, sino de las clásicas bolsas que salen debajo de los ojos. La mayoría de las veces se deberán al cansancio o a la falta de sueño; pero si persisten y ni siquiera dormir las horas adecuadas o un buen contorno de ojos consiguen eliminarlas, tal vez se deba a algún problema renal. Vigílate.

Rojeces, poros dilatados o capilares muy marcados en la nariz: sin duda, problemas de circulación sanguínea.

Granitos en las mejillas: la zona de las mejillas se relaciona con los pulmones, por lo que la aparición persistente de granitos en ellas indica una mala oxigenación de la piel. También que el dichoso tabaco empieza a dar muestras de su nocivo efecto sobre tu organismo….

Granitos alrededor de la boca y en mandíbula: si tienes brotes frecuentes, indica una mala alimentación o una intolerancia alimenticia. Vigila estos síntomas y, si es necesario, busca la ayuda de un nutricionista.

Granitos en barbilla: lo normal cuando estás ovulando es que pueda surgir algún pequeño brote en esa zona. Si es muy persistente, puede indicar algún problema de tipo hormonal.

Recuerda que no debes descuidar la aparición de esos granitos: debes tratarlos de inmediato con algún producto específico, no tocártelos con las manos para no extenderlos y observarlos con el fin de identificar si su aparición puede estar relacionada con algún problema de salud.

www.novared.es

(Visited 120 times, 1 visits today)