LAS PECAS: REGLAS DE MAQUILLAJE

rp_9ba.jpg

Si eres pecosa, o sea, si tienes esas adorables manchitas de color marrón en el rostro que te hacen tan dulce, pícara o sensual, deberías darle las gracias a tu ADN (las pecas se heredan, como el color de los ojos o el tono del cabello) y pensar que tienes mucha suerte, porque son un rasgo que te individualiza y te hace diferente, además de bella. Eso sí, debes ser consciente de que tu piel es más delicada que la media y que, por tanto, el protector solar debe ser tu compañero más fiel.

Muy bien, muy bien, te dirás, para a continuación preguntarte: ¿y cómo me maquillo si tengo pecas?

Bueno, como sobre gustos no hay nada escrito, vamos a distinguir entre las que se sienten muy a gusto con sus pecas y quieren resaltarlas y las que prefieren ocultarlas o disimularlas con el maquillaje,

Para las primeras, indicar que se pueden resaltar las pecas usando polvos translúcidos prescindiendo por completo de base de maquillaje. Con los polvos translúcidos la piel se te verá más mate y, por tanto, te resaltará más el pigmento de la peca. Los polvos compactos también pueden ser una buena alternativa, pero deben ser ultranaturales para que no creen subtonos extraños en las pecas y las vuelvan grisáceas o verdosas. Si no puedes prescindir de la base de maquillaje, utiliza una muy ligera; así también las resaltarás.

Como no todo lo que tienes en la cara son pecas, sino que también puedes tener rojeces, granitos o manchitas, puede resultar complicado cubrir esas imperfecciones sin cubrir las pecas. ¿Cómo lo hacemos? Usar una base muy cubriente y resaltar tus pecas con un perfilador de labios de tono nude o marrón claro, puede ser un truco muy resultón.

Vamos a imaginar ahora que eres de las que no te gusta resaltar las pecas y sí disimularlas un poquito o hacerlas desaparecer. Bien, lo primero será elegir un tono adecuado de la base de maquillaje y hacerte esta pregunta: ¿base del mismo color que la piel o del mismo color que las pecas? Si quieres un resultado natural, que no evite tus pecas: del mismo color de la piel; si, en cambio, quieres un look más sofisticado y camuflar tus pecas: el mismo tono del color de las pecas. Obvio, ¿no es verdad? Respecto a la textura de la base, más de lo mismo: una base ligera para un acabado más fresco e infantil en el que luzcan tus pecas, o una de mayor cobertura para cubrirlas.

Más consejos: el lápiz labial que mejor sienta a las pieles pecosas es, sin duda, el rojo intenso. El rosa palo tampoco te quedará mal, porque endulza el rostro. Lo que sí debes evitar son los tonos beige y marrón, que no favorecen demasiado a las pieles tan claras como la tuya. En cuanto a los ojos, no utilices sombras multitono, ya que unidas a las pecas crean una imagen de confusión y exceso. Si quieres lucir un maquillaje sofisticado en varios colores, lo mejor es ocultar tus pecas.

¿Y cómo las oculto?

Ya te hemos puesto antes sobre la pista. Nada de correctores, porque es casi imposible cubrir las pecas de esa manera con la precisión necesaria para que quede bien. La clave está en usar una base de maquillaje cubriente o de cobertura media y acabado natural sobre la que se aplica una segunda capa de base sólo en la zona del rostro con pecas, y concluir matizando con polvos compactos.

www.novared.es

(Visited 571 times, 1 visits today)