¿CONOCES LA NUTRICOSMÉTICA?

rp_nutricosmetica.jpg

No se trata de medicamentos, aunque se presenten en forma de cápsulas, polvos o ampolla bebible; tampoco se trata de un producto milagro, de una píldora maravillosa que te haga más bella como por un sortilegio; sirven para quitarse kilos, fortalecer el pelo y las uñas, mantener o ganar bronceado, lograr una piel más luminosa… Se trata de los nutricosméticos, unos suplementos alimenticios que llegan allí donde los cosméticos tradicionales todavía no pueden llegar.

Generalmente son compuestos de vitaminas A, D, E y K, minerales, ácidos grasos, antioxidantes, polifenoles y extractos de plantas. No sirven para prevenir ni para tratar ninguna enfermedad, sino que complementan nuestra dieta y trabajan la belleza exterior desde el interior. Lo normal es que a partir de los 3 meses de ingesta se noten los resultados y algunos nutricionistas, por ejemplo, señalan que un buen momento para empezar a potenciar los antioxidantes es a partir de los 30 años.

Mientras en EEUU, Japón o algunos países europeos los nutricosméticos son consumidos por un 50% de la población y pueden encontrarse en los supermercados, en España todavía el consumo es leve, siendo las mujeres de entre 30 y 55 años quienes más demandan el producto.

Las clínicas antiaging y los salones de estética avanzada ya ofrecen la nutricosmética como una ayuda para combatir los desequilibrios en el organismo responsables de algunas alteraciones estéticas. Tengamos en cuenta que lo que comemos influye en un 90% en el estado de nuestra piel, por lo que el cuidado orgánico a través de los nutricosméticos puede contrarrestar los procesos oxidativos y revitalizar y mejorar el sistema inmunológico.

La estética tradicional de ninguna manera está reñida con el tratamiento con nutricosméticos. Realmente, cuando hay bienestar, los tratamientos estéticos funcionan mucho mejor; de hecho, ya está surgiendo la twincosmética, una cosmética externa con su equivalente interno.

www.novared.es

(Visited 59 times, 1 visits today)