¿TIENES UN SALÓN DE BELLEZA? 5 CONSEJOS PARA PONERTE AL DÍA CON INTERNET

rp_reflexiones-980x400.jpg

¿Tienes mando a distancia en la tele? ¿Teléfono móvil? ¿USB para tu música? O todavía te levantas del sofá para cambiar de canal, buscas una cabina por los alrededores del centro comercial o llevas en el bolso unos walkman de cassette? Si eres de las que todavía se resiste a las nuevas tecnologías y opinas que no te hacen falta para llevar adelante tu negocio, te damos unos pocos consejos para que no le des la espalda a algo que ya no es el futuro, sino el presente en estado puro: internet.

Primer consejo: conciénciate. Abre tu mente, mira a tu alrededor, internet está por todas partes. ¿Cómo reservas un hotel o un vuelo? ¿Dónde lees las noticias? ¿Cómo te comunicas con tus amigos y tu familia? Internet es una nueva realidad en la que estás inmersa, y no es lógico que tu negocio se quede al margen. Si tú misma haces uso de algunas cosas de internet, ¿no crees que tus clientes o posibles clientes también lo hacen? El proceso de compra de productos y servicios es, precisamente, uno de los factores más presentes en internet. Piensa en ello y no te quedes atrás.

Segundo consejo: utiliza el sentido común. Vale, ya te has dado cuenta de que no puedes obviar que internet está ahí y que tu salón de belleza tiene que estar ahí también. ¿Pero cómo? Lo primero, actúa con mesura, no eches la casa por la ventana. Las características de tu salón, de los servicios que presta, de su ubicación, de su estilo, de su clientela actual, van a determinar la mejor manera de utilizar internet para conseguir tus objetivos. Un error muy frecuente es querer estar en todo: página web, redes sociales, publicidad google, etc., y ya dice el refrán que quien mucho abarca poco aprieta…

Tercer consejo: analiza las herramientas de internet. Internet te brinda un sinfín de herramientas que tienen una utilidad distinta y que tú debes analizar para ver si le son de utilidad a tu negocio o no. A grosso modo: una página web te da imagen, te posiciona en las búsquedas de google, y es un escaparate donde enseñarle al mundo lo que haces; las redes sociales, herramientas de comunicación directa con tus clientes y tus posibles clientes: facebook, twitter, Instagram, Youtube, tienen funciones distintas y pueden servirte desde para fidelizar clientes hasta para encontrar nuevos; un blog, ideal si tienes cosas que comunicar regularmente, si eres muy buena en algo que haces y quieres mostrárselo al mundo; publicidad en internet, un tipo de publicidad cuya efectividad crece a medida que la información sobre nuestros clientes en la red es mayor.

Cuarto consejo: distingue entre inversión y gasto. Internet no es un capricho ni un gasto como comprar papeletas de una rifa. Internet es una inversión tan auténtica como la maquinaria que has comprado para tu salón o la decoración y mobiliario del mismo. Si te metes en internet, hazlo bien. No lo hagas al tuntún, Haz cuentas como si te compraras una camilla o pusieras un buen escaparate, y convéncete de que le sacarás partido. Están en juego tus clientes actuales y futuros.

Quinto y último consejo: busca a un profesional. Ya estás convencida y sabes lo que quieres. Tal vez necesitas darte a conocer porque acabas de abrir tu salón o es posible que quieras transmitir a tus clientes un nuevo estilo de hacer las cosas y novedades importantes en tus servicios. Analízate y plantéate qué necesitas: que vayan más clientes, que tus clientes hablen de ti, que tus clientes repitan… Y entonces, busca a profesionales del marketing digital (puedes utilizar google para ello o el boca a boca de otros salones que conozcas) que puedan implementar en la red todas esas herramientas que te van a hacer falta. Pide presupuesto, que te hagan un buen plan de actuaciones y te razonen el por qué y los beneficios que vas a obtener. ¡Y manos a la obra! No te quedes atrás. Internet es básico para tu negocio.

www.novared.es

(Visited 61 times, 1 visits today)