UN SIGLO DE LA BARRA DE LABIOS

rp_img_0486.jpgEn 1915, al fabricante estadounidense Maurice Levy se le ocurrió una idea genial: crear un tubito metálico que contenía carmín y que mediante un tope situado en su extremo permitía subirlo según se iba gastando. Se cumplen, pues, cien años de la barra de labios, sin duda el icono más universal del maquillaje.

El invento de Levy, que hoy vende casi mil millones de unidades al año, no sólo ha resultado ser una ingeniosa solución técnica que posibilitó la producción en masa y la democratización del uso de un artefacto para colorearse los labios, sino que se ha convertido en un símbolo de la belleza y de la feminidad que está presente en toda nuestra cultura: el arte, la televisión, la publicidad, el cine, la fotografía, han popularizado la barra labial hasta el punto de ser un emblema de nuestra época.

Ha llegado a ser, incluso, un medidor de consumo, relacionando su incremento de ventas con la recesión (a mayor recesión mayor consumo de “rouge”); un signo de emancipación feminista, en los tiempos de la lucha de las mujeres por su derecho al sufragio; y un arma psicológica para animar a los países en tiempos de guerra.

A la estética del labio definido de color rojo intenso de los felices años 20, le sucedió un perfilado por fuera que engrosaba los labios con colores algo más suaves, como en la época dorada de Hollywood, hasta llegar a nuestros días donde las combinaciones y usos son casi infinitos.

¡Felicidades al «Pinta labios» en este centenario y que jamás te falte uno en el bolso!

www.novared.es

(Visited 72 times, 1 visits today)