LA NECESIDAD DE LOS CURSOS DE FOTODEPILACIÓN

rp_fotodepilacion.jpgObservamos con un cierto estupor que, de un tiempo a esta parte, la BURBUJA de la FOTODEPILACIÓN ha ido en detrimento de este servicio. En la actualidad, basta con adquirir una máquina o alquilarla para que con una simple explicación de cómo funciona y qué tecla o botón se debe apretar, para que se dé por formada a la persona que va a manejarla.

Las lagunas de este personal “no cualificado” son inmensas, porque realmente no saben lo que están haciendo. Les aplican una pseudoformación en lo concerniente a una máquina en concreto, haciendo ver a su cliente que es la mejor del mercado cuando, desgraciadamente, en la mayoría de las ocasiones no es ni mucho menos así. Incluso proponiendo un protocolo de trabajo adecuado a la poca, en muchas ocasiones, potencia de la máquina, con lo cual se obtienen resultados muy deficientes, afinando pelo o llevando al cliente a realizarse infinitas sesiones.

Llevo más de 15 años en el mundo de la fotodepilación, tiempo en el que he sido testigo de una evolución rápida e intensa. No cabe duda que existen empresas muy sólidas en venta de aparatos de FOTODEPILACIÓN, tanto de láser como de luz pulsada, que dan a sus clientes una excelente formación, pero aun teniendo la suerte de contactar con una de estas empresas, siempre darán una formación relacionada directamente con la máquina que se les va a adquirir.

Nosotros proponemos que antes de ese momento la persona que desee dedicarse a este trabajo, a no ser que ya esté formada en un ciclo superior de estética, debe realizar un curso que imparta los fundamentos básicos de la fotodepilación: ¿Qué es la luz? ¿Qué sucede en la piel y en el pelo cuando la aplicamos y qué tiempos y protocolos debemos considerar adecuados. Esta formación nos llevará incluso a saber elegir mucho mejor a posteriori qué máquina es la más indicada para nuestras necesidades de trabajo y ayudará a no ir a ciegas a la hora de adquirir nuestro equipamiento.

Llevo muchos años en la formación y desgraciadamente he visto pasar por mis aulas a “profesionales” que llevaban un cierto tiempo haciendo fotodepilación sin tener ni los más básicos conocimientos como, por ejemplo, ¿qué es la longitud de onda? Pregunta ante la cual se encogían de hombros y me preguntaban: ¿qué es eso?, respondiendo que les habían dicho mecánicamente lo que tenían que hacer pero nada más. Debemos intentar ser profesionales a la altura de las circunstancias, el trabajo que realizamos conlleva unos riesgos y unas responsabilidades, y cualquier persona debe ambicionar realizar este trabajo con la mayor seriedad y profesionalidad.

Empezar por una buena formación ayudará siempre a dirigir mejor nuestros pasos, tanto hacia una buena adquisición como a dar el mejor servicio a nuestros clientes, levantando así la tan denostada FOTODEPILACIÓN.

Si sabemos en profundidad lo que hacemos , también informamos bien a nuestros clientes y de esta forma cerramos el círculo de un trabajo bien hecho.

Pilar Beviá (Novared)

 

www.novared.es

(Visited 68 times, 1 visits today)