Micropigmentación de Labios: definición y volumen

Los nuevos tratamientos de micropigmentación en labios se realizan marcando menos el contorno, rellenando la mucosa con el mismo color, escogiendo tonos muy naturales y finalizando con efectos de iluminación y anti-aging para darles más volumen y rejuvenecerlos.

El diseño del labio se realiza con un stick desechable y el mismo pigmento con el que micropigmentaremos.

Debe comenzar por el Arco de Cupido, que se toma como primera referencia. Se continúa por las comisuras del labio superior hasta unir la línea.

Siguiendo las mismas pautas se continúa con el diseño de labio inferior. Se limpian los bordes del diseño para que queden perfectamente nítidos y preparados para la transferencia del diseño. Finalmente se comprueba el resultado con el cliente para obtener su aprobación.

Una vez elegido y contrastado con el cliente, tanto el tono como el diseño, continuaremos transfiriendo el diseño realizado.

La boca es la zona más móvil del rostro y hay que extremar el cuidado y la forma en que se sujeta y estira la piel de los labios para micropigmentar.

La posición y puntos de apoyo del técnico garantizan una correcta implantación del pigmento.

La posición correcta del demógrafo ayudará a seguir la línea diseñada.

El técnico se situará de lado al cliente y con el demógrafo dirigido hacia su plexo solar, para visualizar correctamente la línea.

Paso 1) Se comienza por la comisura superior izquierda, realizando esta maniobra lentamente y extremando la precaución para que la conexión con la comisura labial quede perfectamente definida.

Paso 2) Se continua por la zona media, poniendo gran atención en no dejar parado el dermógrafo en los puntos altos del Arco de Cupido, para que no se acumule pigmento y la línea quede muy precisa.

Paso 3) Estiramos muy bien la piel hasta finalizar en la comisura derecha, extremando de nuevo la precaución para que la conexión con la comisura labial quede nítida y definida.

Paso 4) Realizamos el mismo proceso en el labio inferior, desde la comisura izquierda  hacia la derecha de ka clienta.

Paso 5) Limpiamos y aplicamos un cosmético calmante. Se cubre la zona y se deja actuar el tiempo marcado por el fabricante.

Paso 6) Pigmentamos con maniobra de contorno sobre la línea transferida anteriormente, comenzando en la comisura izquierda superior y estirando muy bien la piel.

Paso 7) Continuamos siguiendo la línea en un solo trazo, sin paradas del demógrafo. Movilizamos ligeramente la cabeza de la clienta para continuar y terminar en la comisura derecha.

Paso 8) Finalizaremos en el labio inferior, desde la comisura izquierda del cliente. Manteniendo estirado el labio inferior, se sigue por la zona central hasta finalizar en la comisura contraria.

Paso 9) Procedemos con el relleno de la mucosa combinando maniobras de relleno, fundido, piel sobre piel y ochos. Iluminaremos el Arco de Cupido y las comisuras inferiores para dar volumen y rejuvenecer.

Paso 10) Una vez finalizadas las maniobras de implantación de pigmentos, aplicaremos una mascarilla de pigmento con un tono más claro, para hacer penetrar y fijar el pigmento aplicado.

Paso 11) Se retira la mascarilla, con suavidad, presionando ligeramente sobre el labio, y se limpia la zona con productos específicos calmantes, antiinflamatorios y fijadores del pigmento.

Paso 12) Aplicamos una ligera capa de fijador de pigmento únicamente sobre la zona que se ha realizado el tratamiento y colocamos una compresa fría y seca para prevenir la inflamación.

Articulo Publicado en la revista Nails&Makeup

Más información en www.novared.es

(Visited 890 times, 1 visits today)