¿LUCES UNA BUENA IMAGEN?

El término “imagen” se utiliza para referirse al concepto que genera una persona para la sociedad, ya sea a través de su nombre, presentación o acciones que realice, por lo que la calificación de buena imagen la otorgan las necesidades sociales.

Si paseas desaliñada, te expresas mal y/o no guardas las mínimas reglas de urbanidad, serás portadora de una mala imagen.
Esto también puede aplicarse a las empresas a través de ejemplos como el trato a la clientela, la limpieza de las instalaciones…

Recuerda, físicamente puedes ir muy conjuntada, llevar los colores en armonía con el tono de tu piel, lucir un vestido carísimo… pero si tus modales no son correctos, olvídate de causar buena impresión.

La imagen es un compendio de actitudes. No lo olvides, cuida tanto el exterior como el interior.

Como el interior corre por tu cuenta, vamos a ofreceros ciertos consejos que os ayuden a mejorar o a ofrecer una imagen más armoniosa de vosotras mismas.

¿Cuántos colores llevas hoy? Tanto hombres como mujeres, no deben llevar más de tres colores en su atuendo, ya que se puede saturar la imagen.

Las mujeres no deben llevar más de cinco complementos, mientras que en el caso de los hombres, no se recomiendan más de tres.

En el mundo de la buena imagen, no están permitidos ni tatuajes y piercings tanto en el caso del hombre como el de la mujer.

Tampoco está bien visto que los hombres luzcan pelo largo y/o coleta.

La ropa siempre debe estar limpia y muy bien planchada.

El perfume debe ser neutro y no demasiado intenso, ya que podría resultar desagradable. Recordad que no todos tenemos los mismos gustos, y lo que a ti te encanta, otro puede aborrecerlo.
Siempre es de buen gusto llevar tarjetas de visita, éstas deben ser serias y reflejarte a ti o a tu empresa correctamente.

A pesar de todo esto: ¿Tienes una buena actitud profesional? ¿Tienes una buena actitud social? ¿Te informas acerca de los temas de actualidad? ¿Vistes como uniforme una buena sonrisa y una actitud positiva?

Como conclusión os diré que está tan mal visto ser un “Fashion Victim” como pasar totalmente de la moda.

Sé natural, elegante y no te sobrecargues.

Cuida tu buena imagen, será tu mejor tarjeta de visita.

(Visited 45 times, 1 visits today)