3 PREGUNTAS BÁSICAS SOBRE COSMÉTICA

rp_cosme.jpg

La cosmética avanza día a día en innovación, calidad, variedad de producto, marcas, componentes, tratamientos, publicidad, de modo que a veces resulta difícil saber en qué terreno nos movemos. Te respondemos a 3 preguntas básicas que, a buen seguro, te serán de mucha utilidad.

¿Son los productos más caros los mejores?

El precio no es el elemento determinante de la calidad de un producto cosmético. Piensa que una crema de una gran marca, por ejemplo, aplica al precio no sólo el coste del producto en sí, sino también el envase, la publicidad, la celebrity que le aporta la imagen, etc. Por tanto, existen productos de precio más asequible que pueden tener tanta o más calidad que los productos más caros. Donde mejor te puedes asesorar en este tema es en un centro de estética: los centros suelen trabajar con marcas no tan comerciales que poseen una gran calidad y un buen precio, precisamente porque se ahorran todo el coste de la comunicación y la imagen. En un centro de estética es donde tendrás más posibilidades de encontrar un cosmético que se ajuste a la calidad/precio que deseas.

¿Es la cosmética natural la mejor cosmética?

No necesariamente. La cosmética natural no posee ingredientes tóxicos, lo cual ya es un buen argumento para tenerla en cuenta. Además, el hecho de que los componentes de esta cosmética sean totalmente naturales, no quita que también se agreguen otros componentes de índole artificial resultado de estudios y avances científicos que aportan un beneficio extra a los tratamientos y que no ponen, en ningún caso, en peligro a tu piel. Pero hay que entender también que no todo lo natural es beneficioso para tu piel. Algunas sustancias, aunque sean 100% naturales, pueden perjudicarla. Ello dependerá de la naturaleza del tratamiento y de tu tipo de piel y de metabolismo. Aunque, de todos modos, sí puede afirmarse que, salvo excepciones, la cosmética natural es la más recomendable.

¿Es la cosmética convencional perjudicial para mi piel?

Tampoco podemos asegurarlo de manera fehaciente. Piensa que no hay verdades absolutas. Es cierto que la cosmética más comercial posee ingredientes tóxicos que pueden provocar rojeces, reacciones alérgicas, granitos, exceso de sebo, etc., y que además, en ciertos casos, puede dañar el interior de tu cuerpo. Pero también es verdad que existen unos controles y unas líneas rojas que ninguna marca que se comercialice en nuestro país de forma legal puede traspasar. No obstante, de todos los tipos de cosmética, la de menor calidad y la de mayores efectos secundarios, estadísticamente hablando es la cosmética convencional.

En resumen: si quieres estar tranquila y garantizarte al 100% que la cosmética que usas sólo le aporta beneficios a tu piel, consulta con tu centro de estética. En un mundo tan desarrollado y tan técnico como el de la cosmética actual, la opinión de una profesional es imprescindible.

www.novared.es